Propuesta Educativa 49
::
buscar avanzada
 

 


Artículos

Prácticas de enseñanza que entraman escritura con contenidos: perspectivas de alumnos universitarios de dos disciplinas. Por María Elena Molina

En torno a la integración tecnológica en espacios educativos. ¿Nuevos problemas y nuevas soluciones? . Por Joaquín Linne

 


Investigadores jóvenes

La temporalidad escolar en cuestión. Negociaciones en una escuela secundaria y en un Plan FinEs . Por Federico Martín González y Laura Crego

Los docentes orientadores en el practicum: límites y posibilidades para su participación como formadores . Por Jennifer Guevara

 

 

contacto

contacto
cómo publicar
suscripción

En torno a la integración tecnológica en espacios educativos. ¿Nuevos problemas y nuevas soluciones?

 


 
Introducción
 
En una sociedad global cada vez más tecnologizada, en la que estudiar y trabajar se relaciona de manera creciente con ejercer algún tipo de actividad en relación con las tecnologías de información y comunicación (TIC), las instituciones educativas se debaten sobre cómo reorganizar sus actividades en torno a estas tecnologías (Castells et al., 2007). Al mismo tiempo, el teléfono móvil se ha convertido en la primera pantalla de las generaciones jóvenes; esta minicomputadora, con la que gran parte de la población juvenil se despierta, convive y se duerme, resulta el principal medio que eligen para sus interacciones sociales y tecnológicas (Márquez, 2017; Urresti, 2015; Pini et al., 2016). En este contexto, ¿de qué modos l@s1 estudiantes, nacid@s y socializad@s entre estas tecnologías, presentan nuevos desafíos para las convenciones áulicas y para el sistema educativo formal? ¿Cómo responden las instituciones al desafío de generar aprendizaje significativo para estudiantes del siglo XXI? ¿Qué estrategias adoptan las instituciones educativas para tratar de integrar a las TIC?
 
En esta investigación se trata de problematizar la tensión entre “apocalípticos e integrados” (Eco, 1968), que responde al maniqueísmo propio de extremar posiciones al que tiende el conjunto a veces académico y sobre todo mediático. Una significativa parte del estado del arte afirma que las TIC sólo amplían la inclusión educativa, mientras que otros autores sólo advierten que generan dispersión. Por un lado, las posturas condenatorias evidencian temores y prejuicios entre los adultos hacia las prácticas juveniles mediadas por las TIC (Boyd, 2014). Por otro, las visiones celebratorias depositan en estos dispositivos la solución a diversos problemas socioculturales, económicos y educativos. En línea con los trabajos de Urresti (2015) y Artopoulos y Lion (2016), se retoma una perspectiva que no se circunscriba meramente a ninguno de estos posicionamientos. 
 
 
PDF
  Año 27 / JUN / 2018.01
contactocontacto cómo publicarsuscripción