Propuesta Educativa 39
::
buscar avanzada
 

 


Artículos

La Construcción del conocimiento histórico. Por Mario Carretero, José Antonio Castorina, María Sarti, Floor van Alphen y Alicia Barreiro

Extracción social y condiciones de vida de los docentes en Argentina. Por Ricardo Donaire

A historicidade da pesquisa em política educacional: o caso do Brasil. Por Nora Krawczyk

 


Investigadores jóvenes

Violencia, racismo y escuela. El caso de los alumnos tipificados como violentos. Por Pablo Di Napoli

Escuela Secundaria, Participación Política y Movimiento Estudiantil. Articulaciones conceptuales y actores para el caso de la provincia de Buenos Aires. Por Marina Larrondo

Picardías tácticas. Procesos sociolingüísticos-pedagógicos rurales en Santiago del Estero, Argentina. Por Héctor A. Andreani

Categorías nativas de política: reflexiones en torno a las representaciones de docentes de escuelas secundarias. Por Silvia Alucin

 

 

contacto

contacto
cómo publicar
suscripción

Violencia, racismo y escuela. El caso de los alumnos tipificados como violentos

 


 
Hay palabras violentas y palabras que violentan. Existen palabras que en contextos y situaciones específicas poseen una carga de sentido negativa dirigida hacia ciertos individuos y grupos. El racismo es portador de muchas de estas palabras a través de las cuales se violenta la subjetividad del “otro”.
 
Si bien la noción de raza ha perdido validez científica, todavía tiene vigencia en el plano discursivo. Los discursos y las prácticas racistas constituyen una forma de procesamiento ideológico de la otredad a partir de la cual se conforman imágenes de un “nosotros” positivo y un “ellos” negativo que se asientan sobre la base de jerarquías que expresan relaciones de inferioridad/superioridad.
 
La apelación a lo biológico es uno de los recursos más antiguos, y no por ello menos eficaces, para justificar las desigualdades que son producto de las relaciones sociales de dominación. En su invocación a la naturaleza, el cuerpo se convierte en un elemento central del racismo. Los rasgos corporales expresan la visibilidad de la diferencia, la afirmación de lo defectuoso y la portación de un estigma. El cuerpo representa la materia biológica que confirma la naturaleza de la inferioridad de aquellos que lo portan. Así, el estigma corporal facilita la identificación del otro y esencializa la marca de su inferioridad humana y social. 
PDF
  Año 27 / NOV / 2018.02
contactocontacto cómo publicarsuscripción