Propuesta Educativa 49
::
buscar avanzada
 

 


Artículos

Prácticas de enseñanza que entraman escritura con contenidos: perspectivas de alumnos universitarios de dos disciplinas. Por María Elena Molina

En torno a la integración tecnológica en espacios educativos. ¿Nuevos problemas y nuevas soluciones? . Por Joaquín Linne

 


Investigadores jóvenes

La temporalidad escolar en cuestión. Negociaciones en una escuela secundaria y en un Plan FinEs . Por Federico Martín González y Laura Crego

Los docentes orientadores en el practicum: límites y posibilidades para su participación como formadores . Por Jennifer Guevara

 

 

contacto

contacto
cómo publicar
suscripción

Los docentes orientadores en el practicum: límites y posibilidades para su participación como formadores

 


 
Introducción
 
Las prácticas -también llamadas practicum- son espacios curriculares de inserción profesional especialmente diseñados para proveer una aproximación a la práctica real en un contexto controlado y/o simplificado (Schön, 1992). A pesar de que han tendido a primar versiones del practicum en las que la experiencia se la considera formativa “por sí sola”, existe cada vez mayor consenso respecto de la importancia de las enseñanzas provenientes de profesionales más experimentados para hacerla significativa (Guevara, 2017). Dado que se trata de una situación que tiene lugar en la práctica real, las enseñanzas que allí se imparten toman una forma particular que las diferencia tanto de las instancias de enseñanza directiva dentro de un salón de clase, como de los procesos informales de socialización laboral (Douglas, 2014). 
 
En el caso de la preparación de los docentes, el practicum se remonta a los inicios de la institucionalización de la formación inicial. Con variadas denominaciones -prácticas, residencias, pasantías, entre otras- es una experiencia que organiza y acompaña las primeras inmersiones de los futuros docentes en los salones de clase, en general bajo la supervisión y la guía de maestros y 
de profesores más experimentados. En la formación inicial docente -en adelante, FID- el corazón de los espacios de prácticas es “dar las clases largamente pensadas, fundamentadas [y] programadas”(Edelstein, 1995: 38)1. En ese marco, en el practicum se llevan a cabo las tareas de planificación, implementación y evaluación de procesos de enseñanza. Los docentes a cargo de estos espacios, a través de observaciones sucesivas, acompañan, guían y evalúan a los practicantes desde una perspectiva formativa -mediante la retroalimentación- y sumativa. 
PDF
  Año 27 / JUN / 2018.01
contactocontacto cómo publicarsuscripción