Propuesta Educativa 47
::
buscar avanzada
 
 

 


Dossier


 

contacto

contacto
cómo publicar
suscripción

Teoría de la Complejidad para informar los desarrollos de la Educación Física en Escocia

 


 
El propósito de este trabajo es describir cómo se ha recurrido progresivamente a varios principios de la teoría de la complejidad relacionados con la auto-emergencia y la conectividad a fin de respaldar los esfuerzos curriculares y pedagógicos del Developmental Physical Education Group (DPEG) [Grupo para el Desarrollo de la Educación Física] en la Universidad de Edimburgo. Al usar ejemplos extraídos de la práctica, destacamos cómo el enfoque sobre el aprendizaje orientado por la complejidad desafía las nociones jerárquicas, reduccionistas y conductistas de aprendizaje que durante mucho tiempo han estado vigentes en el campo de la educación física (Light, 2008). Al hacerlo admitimos algunos de los cuestionamientos críticos que se han hecho a la implementación de la teoría de la complejidad para estructurar las prácticas educativas (Davis y Sumara, 2006; Morrison, 2008). Consideramos que la teoría de la complejidad es un marco apropiado para conceptualizar nuestras contribuciones al campo de la educación física en una era que ha sido definida como posmoderna. Wright (2004) afirma que “vivimos en tiempos que se caracterizan por profundos cambios socioculturales”; esto quiere decir que “los modos de comprender la salud y los valores y los significados relacionados con la actividad física y el deporte” no son estáticos y fijos (2004: 3). De forma similar Kirk (1997) sugiere que la educación física está experimentando enormes cambios debido a la cosmovisión dominante que observa de qué modo una panoplia de teorías críticas posmodernas reemplaza puntos de vista modernistas sobre el conocimiento y el sí mismo que han tenido larga vigencia. Quienes están involucrados en la educación física han tenido que tratar con los valores de la incertidumbre, la multiplicidad y la contradicción debido a las condiciones de la posmodernidad (Fernández-Balboa, 1997). 
 
A continuación, citamos ejemplos surgidos de nuestros esfuerzos en crear un Programa de Desarrollo de la Educación Física en Escocia, con el ánimo de considerar detenidamente si estos valores posmodernos podrían ser cercanos a las nociones del aprendizaje complejo. Morrison (2008), por ejemplo, sugiere que los principios fundamentales de la teoría de la complejidad, como “el control distribuido, la auto-organización […] los sistemas abiertos, la imprevisibilidad” se conectan perfectamente con “un mundo posmoderno” (2008: 30). Así, en este trabajo nos importa declarar de entrada que, a pesar de que apoyamos fuertemente una visión compleja de la educación, y que aquí contrastaremos este punto de vista con nociones del modernismo y del conductismo, no tenemos la intención de presentar a la educación como una tarea dicotómica y polarizada en la cual los enfoques del currículo y de la pedagogía desde la complejidad son los “buenos” y los enfoques conductistas son los “malos”. Lo que sí proponemos es que existe una necesidad perentoria de realizar un desplazamiento en el énfasis desde las nociones más tradicionales del aprendizaje y del conocimiento hacia concepciones más amplias y más contemporáneas. Desde esta perspectiva, destacamos ejemplos extraídos de nuestros esfuerzos curriculares y pedagógicos, y especulamos acerca del papel de la teoría de la complejidad en el apoyo, e incluso en el énfasis, de una crítica posmoderna a los abordajes modernistas a la educación física. 
PDF
  Año 25 / NOV / 2016.02
contactocontacto cómo publicarsuscripción