Propuesta Educativa 35
::
buscar avanzada
 
 

 


Dossier


 

contacto

contacto
cómo publicar
suscripción

La escuela es de todos, cuidémosla: palabras cruzadas entre estudiantes, profesores, padres, políticos, funcionarios, medios y científicos

 


 
Lo primero que me llama la atención de mi propio título es que parece aquella clasificación de Borges, tan citada, donde no queda claro el criterio de clasificación, o sí queda claro pero nos produce desorden mental, cierto rechazo, o risa como ¿pero a quién se le ocurre juntar eso? Tenemos incorporadas lógicas de diferenciación con las que no sólo explicamos lo que nos pasa sino que anticipamos la interpretación.
 
Ejemplo: si el hecho lo cometió un joven, no se analiza a partir del hecho fuera quien fuera el que lo realizó, sino que primero se ubica la categoría joven, se le asocian los adjetivos que convengan según el
caso, y esas “características” del sujeto, se traspasan al hecho, en general, casi sin analizarlo. Es la sustancia del agente la que califica al hecho. Los pibes “rompen las bolas”, muchas veces, de allí que cuando rompen algo la explicación encuentre un collar de causalidades en el tipo de agente y no en el contexto que produce la acción: “son así, revoltosos, no respetan, les gusta el bardo, no saben qué quieren, se le cae todo, está en la edad del pavo, qué va a decidir”.
 
Volviendo a mi título. El criterio que usé para agrupar a los distintos agentes es lo político en la escuela media. Y la frase “la escuela es de todos” estaba escrita como lema escolar en la cartelera del pasillo, la leí cuando estaba en el baño de los alumnos, a través de la puerta rota.
 
...
 
Para acceder al artículo completo descargar el archivo pdf. 
PDF
  Año 27 / NOV / 2018.02
contactocontacto cómo publicarsuscripción