Propuesta Educativa 43
::
buscar avanzada
 
 

 


Dossier


 

contacto

contacto
cómo publicar
suscripción
Polticas de Educacin Superior en Amrica Latina: las agendas del siglo XXI

Dos temas cruciales para la agenda mexicana de Educación Superior: Educación Privada y Equidad e Inclusión

 


 

Uno de los asuntos cruciales de la agenda del siglo XXI a nivel latinoamericano es la expansión del sector privado como proveedor de estudios terciarios, y en consecuencia cuáles serán las políticas públicas para regularlo. América Latina en general, y México en particular, han sido testigos de una importante transformación de sus sistemas de educación superior desde los años ochenta del siglo pasado, debido a la mayor presencia y diversificación de la educación superior privada, tanto por el número de instituciones como por la matrícula que contienen. El fenómeno es de tal magnitud, que incluso en varios países se han convertido en el principal dotador de educación terciaria como es el caso de Brasil, Chile, Costa Rica, El Salvador y Nicaragua, siendo el promedio de cobertura para América Latina del 50% de la matrícula (Brunner et al., 2011).

El crecimiento de la población joven en el rango de edad para ingresar a estudios superiores, así como el aumento de la capacidad de los estados nacionales para mejorar la cobertura, permanencia y egreso de los estudiantes de los niveles educativos previos -con todo y sus notables diferencias regionales-, generó desde hace varias décadas una presión importante a los gobiernos para atender la creciente demanda, la cual se transformó al conformarse por muy diversos sectores sociales y ya no sólo por las élites económicas y políticas.

Ante la problemática de atender a la demanda, para así también ofrecer mejores niveles educativos a la población que se incorporara a los proyectos nacionales de desarrollo económico, los gobiernos se enfrentaron a una limitación estructural: la carencia de recursos públicos suficientes para hacerse cargo de la responsabilidad de ampliar la capacidad de las instituciones públicas, o creando muchas más, producto en buena medida de las recurrentes crisis económicas locales, regionales o globales. Esta situación forzó a los gobiernos a permitir la proliferación de establecimientos privados que contribuyeran a la atención a la demanda, antes de que se constituyera en un problema político difícil de contener, para lo cual ha prevalecido, como veremos en la primera parte del artículo, una política de laxitud plena por parte del gobierno para permitir su expansión no regulada.

 

PDF
  Año 27 / JUN / 2018.01
contactocontacto cómo publicarsuscripción